Dulces típicos mexicanos que alegran las fiestas

Cuando se habla de México, junto con su cultura, tradiciones y costumbres, una de las cosas que destacan es su gastronomía, reconocida en todo el mundo. Alrededor del país se prepara gran variedad de platillos típicos, dentro de los cuales no pueden faltar los dulces tradicionales.

La variedad de especias, condimentos e ingredientes con los que se cuenta en la República Mexicana, así como la mezcla de culturas, ha dado lugar a la creación de deliciosos postres. Aunque internacionalmente se identifique a México como una nación que adora el picante, no podemos descartar que también somos fanáticos del dulce.

Con el paso de los años, en el país se desarrollo una mezcla de prácticas y tradiciones que influyó en la rica gastronomía con la que contamos. Desde lo heredado de las civilizaciones prehispánicas, lo que arribó durante la colonia y el mestizaje que dio lugar después.

Actualmente las empresas siempre están lanzando productos nuevos para atraer el paladar de los pequeños, pero los dulces tradicionales no pasan de moda. Son parte de la historia de nuestro país y sus sabores resultan reconfortantes para varias generaciones.

En este artículo te compartimos los dulces mexicanos que son favoritos de muchos y forman parte esencial de muchas festividades, como cumpleaños, las posadas, la Navidad o el Día de Muertos.

Palanquetas

palanquetas de nueces

Este tipo de dulce es crujiente, delicioso y también saludable, pues aporta proteínas. Puede estar elaborado de variedad de ingredientes, como cacahuate, ajonjolí, nueces o semillas de calabaza, aunque la clásica es la palanqueta de cacahuate.

Para prepararla se toma las nueces o el cacahuate pelado que vaya a utilizarse y se baña con un jarabe preparado con azúcar o piloncillo, este se endurece para darle su presentación característica.

Las palanquetas son un dulce que nunca falta durante las fechas importantes, por ejemplo la celebración del Día de la Independencia o el Día de Muertos, donde forma parte de las ofrendas del altar a los difuntos.

Alegrías

Este dulce tradicional luce parecido a las palanquetas pero está elaborado con semillas de amaranto, miel o azúcar. Además del amaranto se puede encontrar con semillas de calabaza, nueces o pasas. Principalmente se elabora en el poblado de Santiago Tulyehualco en la delegación Xochimilco de la Ciudad de México.

Marquesitas

Uno de los postres tradicionales más representativos del estado de Yucatán son las marquesitas, una delicia que puede encontrarse en casi cualquier parte del estado durante todo el año.

Esta botana yucateca fue inventada en Mérida por Leopoldo Mena, propietario de helados Polito, un referente de la ciudad. Consiste en una crepa crujiente que se enrolla como una flauta y se rellena originalmente con queso de bola, aunque también puede complementarse con mermeladas, cajeta o frutas.

Dulces de tamarindo

Dulces de tamarindo

Los dulces con frutas son tradicionales en todo México y este es el caso de los elaborados con la pulpa natural del tamarindo. Con su característico sabor agridulce, estos se pueden hacer más dulces o picantes, al cubrirse con capas de azúcar o chile en polvo.

También conocidos como tarugos puedes encontrarlos en diversas presentaciones, desde cubitos, bolitas, láminas o barras de la pulpa que aún conservan las pepitas del fruto. Una de las maneras más curiosas en las que se venden los tamarindos es dentro de tarritos o cazuelitas de barro.

Para preparar esta golosina no necesitas muchos ingredientes, solo la pulpa del tamarindo, agua y azúcar. Todo se cocina junto en una olla a fuego medio hasta que espese y tenga una consistencia pastosa que se puede moldear al gusto.

Cocadas

Este postre mexicano no pasa desapercibido en los puestos de dulces, pues tiene un distintivo color amarillento que se obtiene gracias a la yema de huevo que es parte de sus ingredientes. Es este mismo color y su forma redonda lo que hace que también se llame ‘veladora’.

Consta de coco rallado, azúcar, yema de huevo, agua o leche. Estos se mezclan y después se llevan al horno para darle una textura crujiente.

Aunque tiene un origen español, esta golosina ha sufrido cambios y ahora forma parte de la historia y variedad gastronómica de México. Sin embargo, también se disfruta en España, Brasil, Venezuela, Chile y otros países.

banner de sal de mar

Dulce de calabaza

También conocido como calabaza en tacha, es elaborado con calabazas de Castilla como el ingrediente principal. Este dulce parte de los elementos ceremoniales que se preparan para el Día de Muertos.

Los ingredientes necesarios para preparar este postre son: calabaza de Castillo, piloncillo, clavo, canela y esencia de vainilla. Muy similar, está el chacualole, que también lleva manzana, tejocote, guanábana y para rematar chile serrano o anís, dependiendo del estado.

Ate

¿Te has preguntado qué es el dulce que se coloca en tiras sobre la rosca de reyes? Esto es el ate, un bocadillo mexicano que está elaborado con pasta de distintas frutas, ya sea manzana, tejocote, zapote o pera. En el estado de Yucatán es popular la pasta de guayaba para acompañar con una rebanada de queso.

Dulce de cocoyol

Similar al dulce de calabaza, este postre yucateco se elabora con piloncillo, agua y canela, con la diferencia de que se usan los frutos esféricos de la palmera acrocomia aculeata o coyol, que en Yucatán se conoce como cocoyol.

Dulce de camote

dulce de camote

Los camotitos o dulces de camotes de Santa Clara son otra de las invenciones que nacieron en las cocinas de los conventos. Se elaboran con camote, azúcar, esencia de limón o naranja y agua para crear una pasta que se envuelve en papel encerado.

Este es uno de los dulces más representativos de Puebla. Normalmente se comercializan en pequeñas cajitas, pero también pueden encontrarse por separado y decorados con betún.

Capirotada

Este postre mexicano se disfruta mayormente durante los tiempos de cuaresma, pues sus componentes toman simbolismos religiosos, como el pan, que representa el cuerpo de Cristo.

La capirotada se prepara en varios estados de la República Mexicana, como Chihuahua, Colima, Sinaloa, Michoacán y Guanajuato. A pesar de ser un platillo en capas donde siempre se usa pan, el resto de ingredientes varía, pues cada región le ha hecho modificaciones, agregando elementos como nueces, frutos, queso o coco rallado.

Gaznate

Popular en el centro del país, este postre está formado por un cilindro de masa de harina de trigo que se fríe en aceite y se rellena de merengue. En algunas regiones se baña con azúcar, chispas de colores o chocolate.

Merengues

merengues

Con una cobertura ligeramente crujiente, constitución suave y ligera e interior jugoso, estos dulces prácticamente se deshacen dentro de la boca después de cada mordida.

Se preparan con clara de huevo batida y azúcar, originalmente glass. En México, gracias a la colonia y el mestizaje, en los conventos se empezó a elaborar merengues con azúcar no refinada, lo que hace a estas versiones más crujientes y azucaradas.

Se puede encontrar este tipo de merengues en muchos puestos callejeros durante todo el año. Normalmente se le agrega colorantes artificiales en tonos llamativos, así como extracto de vainilla para complementar su sabor.

Jamoncillos

Este dulce típico se prepara con dulce de leche, semillas de calabaza, nuez picada o incluso piñones en trozos completos. Es de color café y se sirve en forma de barras, figuras de animales u otras formas.

Borrachitos

Estos dulces tradicionales son envinados, preparados con leche, harina, grenetina y, obviamente, un toque de licor. Espolvoreados con azúcar se pueden disfrutar en sabores como piña, limón, fresa y rompope, entre otros.

Originarios del estado de Puebla, tiene una consistencia muy suave, que al morderlos casi se deshacen en la boca. De influencia española, estos dulces empezaron a prepararse a manos de las monjas en las cocinas conventuales durante los tiempos de la colonia para obsequiar a benefactores que brindaban apoyo a la Iglesia.

Pan dulce

pan dulce mexicano

Un postre que nunca falta en las casas mexicanas es el pan dulce, que es el acompañante perfecto para una taza de café o chocolate caliente. Existen muchas variedades alrededor de México, siendo que varios estados tienen sus panes típicos.

Algunos de los panes dulces mexicanos más populares son las conchas, el pan de muerto, el cocol y el pan de pulque.

Dulce de cajeta

Similar al dulce de leche que se elabora con leche de vaca, la cajeta mexicana es un caramelo que se prepara con leche de cabra. En México se originó su elaboración en Celaya, Guanajuato, por lo que la cajeta de Celaya es un icono artesanal.

Este dulce puede disfrutarse solo en forma de caramelo sólido, pero también como acompañamiento de frutas, en obleas, helado, panqueques, etc.

Cacahuates garapiñados

Esta golosina es fácil de elaborar, pues solo se debe confitar con almíbar los cacahuates ya pelados. Aunque no se conoce con exactitud su origen este snack se consume en gran parte de América Latina, en México suele venderse empaquetado en papel celofán de colores.

Muéganos

Antojito mexicano de Tlaxcala que está hecho de la unión de varios cubitos de masa inflada al freírse para después ensamblarse en montañitas con miel de piloncillo y canela. Definitivamente es una buena combinación entre dulce y crujiente.

Buñuelos

Un postre perfecto para toda la familia son los buñuelos mexicanos, una adaptación de otro dulce traído por los españoles al continente americano. Aunque se puede producir en cualquier momento del año se acostumbra disfrutarlos durante las fiestas navideñas.

Tienen la forma de una rueda o tortilla, y se preparan con una masa de harina que se fríe en aceite. Se pueden servir cubiertos de azúcar o un jarabe de piloncillo.

Ahora que ya conoces algunos de los dulces tradicionales mexicanos más populares es momento de hacer tu lista y proporte probarlos todos, no te arrepentirás.

Manualidades para el Día de muertos que te fascinarán
Manualidades para el Día de muertos que te fascinarán
Cuando los pequeños han pasado mucho tiempo dentro de casa es normal que se aburran y por eso es bueno tener siempre ...
Leer más
Experimentos con sal que sorprenderán a los niños
Experimentos con sal que sorprenderán a los niños
La sal marina es un ingrediente que usamos todos los días en la cocina para sazonar la comida a la perfección. Pero e...
Leer más
Técnicas de emplatado para una presentación profesional
Técnicas de emplatado para una presentación profesional
Ya dice el dicho que “de la vista nace el amor”, por eso te presentamos algunas técnicas de emplatado para que la pre...
Leer más

Productos Favoritos

No tienes productos en favoritos.