Sal sobre el hombro y 5 supersticiones sobre la sal

La importancia de la sal a través del tiempo es inmensa. Desde tiempos antiguos, muchas culturas, como los griegos y romanos, hicieron uso de la sal como condimento y método de conservación para los alimentos. En la antigua roma el pago de soldados era un poco de sal y recibía el nombre de salarium, de aquí surge la palabra salario.

La sal es mejor conocida por su aplicación al área alimenticia y sus múltiples usos industriales, pero también se le ha otorgado propiedades espirituales. Desde la antigüedad a la sal se le adjudican propiedades de purificación, protección contra fuerzas desconocidas que pudieran causar daños e incluso ser un mal augurio.

Así como existen propiedades de la sal que son benéficas para la salud, también hay mitos que no tienen explicación científica. Entre estos mitos entran las supersticiones populares, como que cuando un gato negro camina cerca de una persona o pasar por debajo de una escalera, es una señal de peligro inminente.

La sal puede considerarse de buena suerte o mala suerte. Por ejemplo, la idea de que la sal trae mala suerte incluso se encuentra en nuestra manera de expresarnos, ¿quién no ha escuchado la expresión estar salado? qué significa que alguien tiene una racha de muy mala suerte. Por esto, “estar salado” ya es un dicho popular.

A través de la historia se pueden encontrar distintas culturas que han tomado la sal como un instrumento de buena suerte; algunas de estas culturas continúan aplicando estas creencias, mientras que en otros casos, estas ideas se han transformado o simplemente desaparecido.

Por ejemplo, en la religión católica, se cree que la razón por la cual se colocaba una pizca de sal marina en el agua bendita es por la creencia pagana de que este condimento ayuda a ahuyentar a los demonios. También se ha relacionado la sal con la protección y pureza, por esto que antiguamente se colocaba una pizca en los labios de los niños que eran bautizados.

Alrededor del mundo existen distintas creencias sobre la sal, pero tal vez la más conocida es que dejar caer la sal es señal de mala suerte y por lo tanto se debe tirar la sal sobre el hombro izquierdo con la mano derecha, para evitar penurias. Pero ¿por qué se tira la sal sobre el hombro? ¿cuál es la razón detrás de esta práctica?

¿Por qué se tira la sal sobre el hombro?

Es muy común ver a una persona lanzando un puñado de sal sobre su hombro después de dejarla caer en la mesa para prevenir la mala fortuna. También si la sal se cae mientras se pasa el salero de mano en mano, debe lanzarse una pizca sobre el hombro de la persona que la dejó caer.

Esta superstición ha existido desde la antigüedad en distintas partes del mundo, y aún es aplicada hoy en día. Existen diversas culturas que cuentan con historias que podrían dar explicación a esta superstición tan popular.

Sal sobre el hombro y 5 supersticiones sobre la sal

 

Una explicación del mal agüero relacionado a la sal derramada puede encontrarse en la pintura “La última cena” de Leonardo Da Vinci. Esta obra de arte muestra a Judas Iscariote derramando un salero sobre la mesa, lo cual podría simbolizar la traición que se llevó a cabo; de ahí que la superstición dicta que quien derrame sal, deba lanzar una pizca de sal sobre su hombro para cegar al demonio y protegerse del mal que podría causar.

Desde la Edad Media se cree que no debe faltar nunca en la mesa un salero, pues la ausencia de sal se consideraba un mal presagio, y el dejarla caer en compañía era señal de mala suerte.

De esta misma superstición es que también se cree que el salero no debe pasarse de mano, pues podría caerse la sal y atraer problemas a quien la derrame. Derramar la sal es mala practica y si al pasarse la sal alguien la deja caer, esta persona debe tirarla sobre su hombro. Por esto, se debe evitar pasarla de mano a mano y es preferible colocar la sal sobre la mesa para que ahí la tome la siguiente persona.

Se podría decir que al representar la sal un bien tan relevante y esencial para la vida humana, es que surgen las supersticiones en torno a acciones que puedan interpretarse como desperdicio de ésta; de ahí que el tirarla sea señal de mal agüero.

Existen diversas contramedidas a esta superstición de la sal derramada, y al realizarlas se asegura, que se puede evitar la mala suerte. Algunas de estas son:

  • Lanzar la sal sobre el hombro izquierdo es la más conocida y común, se cree que así la sal ciega al demonio y se evita que tenga el poder de causar mal.

  • Lanzar agua por la ventana o balcón.

5 supersticiones que no conocías sobre la sal

La sal sobre el hombro tal vez sea la superstición más popular sobre la sal, pero no es la única creencia que existe. A través de la historia y en distintas culturas la sal a cobrado valor ritual como un objeto de gran importancia y poder. Es un elemento que toma relevancia tanto en la religión, como en la cotidianidad. 

Desde ser considerada un símbolo de unidad hasta el uso de la sal para proteger el ganado; estas son algunas de las supersticiones sobre la sal:

1) Lo primero en una casa o negocio debe ser la sal

Existe la creencia que cuando una persona se muda a una nueva casa o inaugura un negocio, el primer objeto que debe ser introducido es la sal. Para asegurar la prosperidad debe entrar a la casa nueva, ya sea en salero o en una pequeña bolsa, es imprescindible tener sal en el nuevo lugar.

En más de una cultura se considera que la sal tiene propiedades purificantes, por lo cual es un buen elemento para limpiar el hogar de cualquier energía negativa antes de empezar a vivir en él, esto como una medida preventiva. 

Entre los católicos existe la tradición de invitar a un padre a bendecir el hogar o negocio con agua bendita antes de mudarse, para asegurarse que el lugar está seguro y libre de seres malignos; cabe recordar que el agua bendita contiene comúnmente sal marina.

Otra razón por la que no debe faltar la sal, es la creencia de que puede atraer la fortuna y la entrada de ingresos, esto del dicho popular que dice “mientras haya sal, el dinero no falta”.

También hay la creencia que si hay malas energías en un hogar se puede usar incienso y agua con sal para purificarla, hacer que todo vuelva a fluir de la manera correcta y regrese a la tranquilidad.

2) La sal es buena para las bodas y recién casados

En algunas partes del globo, la sal representa una unión duradera entre marido y mujer. Se considera que la sal protegerá el vínculo y traerá buena suerte al matrimonio. En otras regiones se cree que también ayuda a asegurar la fertilidad.

Existen distintas prácticas que se realizan durante las bodas, ya sea la ceremonia religiosa o recepción, en donde se usa la sal para sellar y  bendecir el enlace de la pareja.

La ceremonia de la sal es una tradición donde se usa la sal para representar el compromiso irrompible de los novios. Esta práctica consiste en usar 2 recipientes llenos de sal y uno vacío; los novios vierten la sal en el recipiente vacío, mezclando la sal de manera que no pueda distinguirse de dónde proviene cada grano. 

En las bodas también se hace uso del agua bendita, que antiguamente debía contener una pizca de sal pues aportaba a la pureza. En la India, se moja con agua bendita las manos de la novia. Igual en las bodas católicas se hace uso del agua bendita, rociándola sobre la pareja para bendecir su enlace.

Se ha ligado la presencia de la sal como una medida para evitar la impotencia. En algunas regiones europeas se coloca una pequeña bolsa con sal en el bolsillo del pantalón del novio para asegurar una noche de bodas exitosa.

De igual manera, la sal se consideraba un símbolo de la amistad y unión entre individuos, pues las personas que compartían la misma sal se unían por un pacto, de aquí nace el concepto de un pacto de sal. Diversas civilizaciones antiguas, como los griegos, usaban la sal para sellar tratados entre pueblos o individuos y así dar fé de su buena voluntad.

Relacionado a la amistad, la sal también se ha considerado un símbolo de hospitalidad. En Europa existe la costumbre de presentarle la sal antes de cualquier otro alimento a tus huéspedes, pues así se demuestra la voluntad de mantener una buena relación entre los individuos.

3) Sal para purificarte

Existen diversos métodos para limpiar a las personas cuando se encuentran plagadas de energías negativas. Hay velas, cristales, sonidos, rituales o brebajes que pueden utilizarse para ayudar a sanar el espíritu y limpiar el aura. Entre los diversos métodos se encuentra el baño con sal.

Sal sobre el hombro y 5 supersticiones sobre la sal

 Esta técnica de limpieza consiste en calentar 7 litros de agua con 7 cucharadas de sal. Con esta agua se debe tomar un baño y dejar que se seque al natural. De esta manera la sal trabaja absorbiendo las energías negativas que cargue la persona, ayudándole a deshacerse de pesares y cualquier espíritu malicioso.

También se pueden agregar al baño diversas hierbas para reforzar la limpieza y asegurar los mejores resultados. Algunas de las plantas herbales a las que puedes recurrir son: ruda, salvia blanca, romero, palo santo, albahaca, laurel y eucalipto.

Este método no solo aplica para duchas, también puede usarse en tinas y para lavarse las manos o una parte específica del cuerpo que quieras sanar. Un extra que aporta la limpieza con sal es que también funciona como un exfoliante corporal.

Estas limpiezas con sal igual ayudan a eliminar pensamientos negativos, restaurar el bienestar del aura, mitigar dolores corporales y acelerar la recuperación de lesiones menores en la piel.

4) La sal aleja a los fantasmas y demonios

Tal vez otra de las supersticiones más conocidas sobre la sal es su poder para alejar a los demonios, fantasmas o energías negativas. Se cree que este elemento representa una fuerza del bien, es puro, y por eso es capaz de brindar protección contra seres malignos que quieran causar daño.

La sal se usa en diversas culturas con este propósito, pues se cree que el demonio odia la sal, por lo que cualquier criatura del inframundo tampoco la tolera. Por lo mismo, en la superstición  de la sal sobre el hombro se cree que “así podrás cegar al demonio cuando se quiere acercar por detrás”.

Existe la superstición que la sal se puede usar para dibujar un círculo alrededor de una persona y esto se convertirá en una barrera protectora que impedirá el paso de cualquier espíritu del mas allá. Esto también aplica para proteger al ganado de las enfermedades o malas vibras que lo puedan afectar.

 En Japón, la sal se lanza en los escenarios antes de una obra y también previo a los combates de sumo, con el propósito de ahuyentar a cualquier espíritu que pueda causar interferencias negativas. También en la tradición china es considerada un símbolo que trae buena suerte, pues es el mejor elemento para ahuyentar a los fantasmas.

Por ejemplo, los antiguos sacerdotes egipcios creían que se debía lanzar sal en los restos de las ciudades que fueran destruidas por la guerra o enfermedades, para así ahuyentar a los demonios y evitar que continuarán causando daño.

Incluso las personas que se identifican como brujas han hecho uso de la sal con estos propósitos, pues la combinan con pimienta negra y distintas hierbas. Esta mezcla la usan como protección y amuleto.

5) Sal para evitar el mal de ojo

Existe la creencia de que puede darte mal de ojo si una persona te mira con mucho odio, envidia y malicia. Este mal es capaz de ocasionar daño físico, psicológico o espiritual, pues si la envidia con la que te miran es muy fuerte entonces puede provocar un deterioro a la salud al punto de causar la muerte.

Cualquiera puede ser afectado por este mal, pero los bebés y niños son los más susceptibles.

Existen diversas maneras de protegerse del mal de ojo, como la limpia con huevo o usar el cordón umbilical del recién nacido para frotarlo y absorber las energías malignas. Uno de los métodos mas conocidos es usar el nazar (piedra del mal de ojo). Los métodos para contrarrestar este mal son diversos y dependen de la región donde se radique. 

Una manera de prevenirlo es realizar un ritual con agua y sal. Este funciona colocando un vaso lleno de agua con sal de grano debajo de la cama mientras se duerme. La sal se encarga de absorber las malas energías del cuerpo. Este ritual también puede usarse para sanar rápidamente otras enfermedades.

En España, para proteger a los niños hermosos recién nacidos, se coloca un grano de sal dentro de un pedazo de pan escondido en la ropa del bebé. Esto lo mantendrá protegido de las miradas envidiosas y espíritus malignos.

Mucha gente tiene otras creencias similares, como que la sal les protege del ojo del diablo.

Referencias:
Charro Gorgojo, Angel. (1998) LA SAL ¿MITO O SUPERSTICION?. Revista de Folklore, Tomo 18b (Núm. 214 ) p.124-133. Recuperado en: http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/la-sal-mito-o-supersticion/html/
Iraburu, J.M.(s.f.) Los sacramentales- El agua bendita. Recuperado en: https://es.catholic.net/%20op/articulos/54677/cat/865/4-los-sacramentales-el-agua-bendita.html#modal
Flor de Sal: propiedades, usos y método de extracción
Flor de Sal: propiedades, usos y método de extracción
La Flor de Sal es una sal ecológica catalogada como gourmet, por su distinguido sabor y múltiples propiedades. Prefer...
Leer más
Sal ecológica: ¿cuál es y dónde encontrarla?
Sal ecológica: ¿cuál es y dónde encontrarla?
La sal ecológica es un producto natural que tiene muchos beneficios para el cuerpo y se llama ecológica porque su ext...
Leer más
¿Por qué se le agrega sal a los postres?
¿Por qué se le agrega sal a los postres?
Es muy común ver en las recetas de postres que dentro de los ingredientes viene una pizca de sal, lo que podría sonar...
Leer más

Productos Favoritos

No tienes productos en favoritos.