7 tips para preparar una cena de San Valentín con poco tiempo

San Valentín es una fecha que nos da el pretexto perfecto para pasar un buen rato con nuestra persona especial, y qué mejor manera de hacerlo que con una cena íntima que les permita disfrutarse mutuamente con la privacidad que brinda el hogar.

Las cenas románticas en casa son una de las mejores maneras de pasar tiempo de calidad, pues desde la preparación hasta el momento de comer pueden trabajar como un equipo, disfrutando de todo el proceso.

Recuerda que incluso si no tienes una pareja también puedes celebrar. San Valentín es el día del amor y la amistad, así que puedes aprovechar para celebrar más que solo el amor romántico, por ejemplo, prepararle el desayuno a mamá o pasar tiempo de calidad con tus mejores amigos y demostrarles todo el cariño que les tienes.

Hay quienes consideran que el día de San Valentín es solo una trampa de la mercadotecnia o que el amor debe celebrarse todos los días y no solo una fecha en específico. Pero esto no borra que existan ocasiones especiales —como el 14 de febrero— donde puedes sorprender a tu pareja con un gesto personal.

Con el ritmo de vida de hoy en día, el tiempo que tenemos para preparar una cena romántica no es el que desearíamos, sin embargo, lo único que necesitas para tener una cena de San Valentín perfecta es un poco de tiempo y preparar unos cuantos detalles que ahora te diremos.

 

banner de flor de sal y sal de molinillo

 

1. Elige un platillo sencillo pero delicioso

La clave es cocinar algo que sea rápido y fácil, pero que esté lleno de sabor y color. Lo mejor es pensar con antelación el menú para la cena romántica, considerando los tiempos de preparación con los que se contará, los ingredientes a tu alcance y sus gustos personales.

Al tratarse de una cena romántica, los platillos pueden ser ligeros y aromáticos, con un ingrediente base y una mezcla de especias que despierta las papilas gustativas, como un salmón con ensalada de elote, es muy fácil de preparar y un platillo que se verá delicioso en tu mesa.

Si prefieres preparar algo caliente, o buscas una opción vegetariana, te recomendamos la pasta con crema de calabaza, muy rápida y llena de sabor para enamorar el estómago de tu alma gemela. Otra pasta fantástica para esta ocasión es el fettuccine con salsa cremosa de chaya y espinaca, para darle un giro especial a este plato.

En caso de ser partidarios de los guisos con pollo puedes elegir de plato principal unas pechugas con salsa de mostaza con miel, para una mezcla de sabores agridulces muy agradables. Pero si cuentas con un poco más de tiempo —y un horno convencional— te recomendamos la receta de pollo relleno de espinaca y queso crema.

Si lo tuyo son los mariscos entonces tal vez quieras probar con una receta de camarones al coco con salsa de mango y habanero, el sabor de los camarones empanizados con coco se complementa perfecto con el sabor de la salsa que mantiene un buen sabor picante gracias al habanero.

Ahora, si tú y tu pareja prefieren algo más casual o si son fans de la comida rápida, pueden preparar juntos una pizza margarita para disfrutar mientras miran una película en casa. Una manera de darle un toque tierno y romántico a la pizza casera es moldear la masa en forma de corazón o utilizar un molde de galletas para cortar otros ingredientes, como el jamón, peperoni o salami.

Incluso pueden reemplazar las clásicas papas fritas por unas papas de camote o zanahoria con especias como paprika y sal de mar, para tener una cena especial en esta fecha.

2. Cocinen juntos

Siempre está la opción de cocinar juntos y hacer de todo el proyecto una experiencia compartida, una cita larga donde ambos pongan de su parte. De esta forma pueden elegir el menú, ir a comprar los ingredientes y poner manos a la obra. 

Trabajar como un equipo para elaborar su cena puede ser una manera de compartir más tiempo juntos, bromear sobre la comida y probar bocados para revisar la sazón. Si uno de los 2 tiene más experiencia en la cocina esta puede ser la oportunidad de enseñarle a su pareja lo básico, pero si ambos tienen pocos conocimientos de cocina, pueden apoyarse mutuamente para crear algo delicioso.

Cocinar es una actividad que puede ser muy romántica y divertida. Pero si prefieres sorprenderle con una cena sorpresa, no olvides los detalles, ellos harán la diferencia para disfrutar de un momento especial.

3. Una entrada

Independientemente de lo que vayas a cocinar, puedes acompañar la cena con una rica entrada. Esto te ayudará a ganar tiempo para tener todo listo cuando llegue el momento del platillo principal pero también es una buena forma de abrir el apetito, diversificar los sabores y empezar la velada de forma animada.

Una excelente idea es un dip o aderezo, como una mayonesa de aguacate, que es muy rápida de preparar y además va perfecta para acompañar muchos platillos. Si tienes hornito eléctrico puedes calentar el pan unos 5-10 minutos antes de sentarte a cenar.

Puedes optar por un platillo con varios componentes que funcione como entrada, por ejemplo, más de un dip con una selección de verduras picadas, salsa de tomate casera con palitos de pan con ajo o inclusive un pan para botanear con salsa de 3 quesos.

Una idea es servir piezas de pan que puedes calentar unos minutos antes de cenar y mezclar una cucharada de aceite de oliva con un poco de vinagre balsámico y unos granitos de sal de mar en un plato extendido. Esta idea es perfecta si estás planeando cocinar un platillo italiano.

Otra opción que va perfecto con una copa de vino es una tabla de quesos y carnes frías. Esta es bastante práctica pues solo necesitas comprar los componentes que deseas incluir y distribuirlos sobre la tabla para quesos o charola. Entre las opciones se encuentran: salami, chorizo, jamón serrano, lomo, queso manchego, queso de cabra, queso azul, frutas deshidratadas, etc.

4. Una bebida: Vino o cocktail

Al preparar una cena no podemos olvidarnos de las bebidas, pues son acompañamientos que realzan la comida que vayas a servir.

Elegir con qué bebida acompañar la cena es un detalle que le dará mucho estilo y sabor a la velada. Selecciona un vino blanco para acompañar pescados y mariscos o uno tinto para carnes y aves.

Combina el vino con un cocktail de aperitivo o digestivo, por ejemplo una paloma de fresa, que —gracias a su sabor y color— es una bebida muy romántica, y para darle un detalle extra puedes cortar fresas en forma de corazón y agregarlas al servir la bebida.

Otro cóctel que puedes preparar es un mojito de fresa con su toque de hierbabuena, pues es una bebida clásica muy sencilla de elaborar. Recuerda servir en un vaso transparente para que la apariencia de las fresas se aprecie y le agregue a la decoración.

Pero no todo son bebidas alcohólicas, pues si no son partidarios del vino o los cócteles siempre puedes optar por una bebida refrescante como limonada con agua mineral, fresas y arándanos para darle un toque más dulce y ligero a la comida.

banner de sal parrillera

5. Acompaña con una ensalada

Las ensaladas son platillos deliciosos que se preparan súper rápido y dan un toque especial a tu cena. También tienen la ventaja de que aportan color a la mesa, gracias a los tonos naturales de las hortalizas, frutas y vegetales.

Para preparar una buena ensalada gourmet, no necesitas tardar horas o conseguir ingredientes exóticos, incluso puedes prepararlas con ingredientes que ya tengas en casa. Las ensaladas pueden ser solo el complemento pero también convertirse en el plato principal para consentir a tu persona favorita en este día especial.

Leer más: 5 ensaladas gourmet fáciles y rápidas de preparar

6. La ambientación

Aunque te decidieras por una velada tipo pan, queso y vino, una cena de 6 tiempos o una comida de pizza y hamburguesas, la ambientación es un factor importante para hacer un distintivo en una noche especial. 

Los detalles son los que hacen la diferencia y convierten un momento casual en un día para recordar. Puedes comenzar con algunos elementos clásicos que seguramente has observado en el cine o la televisión, como caminos con pétalos de rosas o margaritas alrededor de la mesa.

Las velas son el toque ideal para brindar una iluminación romántica, procura prender varias para que puedan disfrutar mirarse el uno al otro. Inclusive puedes conseguir velas aromáticas para darle un extra a toda la experiencia.

Cuando pongas la mesa, añade un detalle especial, como una invitación personalizada, una carta escrita a mano, un post-it con un mensaje amoroso, flores naturales o cualquier otro detalle que se te ocurra para la ocasión.

cena romántica con velas

Algunas ideas que puedes aprovechar son:

  • Construir un tipi con telas y almohadas para una cena relajada.
  • Decorar una zona con fotografías de pareja.
  • Usar un set de luces para decorar las paredes.
  • Conseguir globos en forma de corazón.
  • Decorar la mesa con corazones de papel en varios colores.
  • Preparar un arreglo floral.

Si la decoración desde cero no es lo tuyo, no te preocupes, estamos en el siglo XXI y existen muchos lugares donde puedes tomar inspiración, como Facebook, Instagram o Pinterest.

No olvides incluir música para darle una atmósfera romántica a la cena y disfrutar junto con esa persona especial. Puedes preparar una lista de canciones con clásicos románticos o sus favoritas.

7. Mesa de postres

Un buen toque para tu cena de San Valentín es una mesita con diferentes postres, como chocolates con Sal de Mar, fresas con chocolate o pastelitos de sabores. Una opción práctica es preparar un fondue de chocolate y servir diversas frutas y trozos de pastel para bañar en el chocolate.

Otra idea que va de acorde a la fecha si tu pareja no es fanática de la repostería es elaborar una mesa de fruta fresca y cortar los trozos de las distintas frutas en forma de corazones, estrellas o flores. Así como puede acompañarse con chocolate, se puede variar con salsa chamoy o solamente sal de mar.

La complejidad del postre que sirvas puede ir de acuerdo a tus conocimientos de repostería, por ejemplo puedes empezar con algo simple y rápido como un pastel en taza, pero si tienes más experiencia utilizando el horno puedes elegir brownies con caramelo salado o inclusive unos profiteroles con crema de chocolate para deleitar a tu ser querido.

El postre es uno de los elementos más característicos de las cenas del 14 de febrero, y si no tienes tiempo de prepararlo puedes conseguir platillos temáticos especiales para esta fecha en las reposterías o supermercados.

Lo importante es disfrutar del tiempo juntos

El día de San Valentín es una fecha perfecta para cocinarle a los que más queremos y demostrarles nuestro afecto. No necesitas complicarte mucho, tampoco ser un chef experto, con estas sugerencias de recetas y detalles ya estás listo para darles una sorpresa a tu pareja y pasar un maravilloso momento juntos este 14 de febrero.

¿Qué es una piedra de sal y para qué sirve?
¿Qué es una piedra de sal y para qué sirve?
Seguro que cuando escuchas el término piedras de sal la imagen que acude a tu mente son los granos de sal que acostum...
Leer más
¿Qué es y para qué sirve el etiquetado de alimentos?
¿Qué es y para qué sirve el etiquetado de alimentos?
Uno de los factores que influyen mucho en el estado de salud y la energía que tenemos, es la comida que ingerimos dia...
Leer más
¿Cuáles son los platillos típicos de México más populares?
¿Cuáles son los platillos típicos de México más populares?
¿Alguna vez te has preguntado cuál es la comida típica de México más popular? Esto podría ser complicado de responder...
Leer más

Productos Favoritos

No tienes productos en favoritos.