Diferencia entre la sal de mar y sal del Himalaya

Cuando se trata de cocinar hay un ingrediente que nunca puede faltar en la cocina y es la sal. Es la mejor opción para sazonar, pues es parte de innumerables recetas y dado que el salado es uno de los sabores favoritos para nuestro paladar.

Así como existe gran variedad de platillos que contienen sal, también existen diferentes sales que se pueden utilizar para dar sazón. La variedad de sales que existe es extensa y cada tipo de sal cuenta con sus particularidades.

En este artículo hablaremos sobre las diferencias que existen entre la sal del Himalaya –que en años recientes ha ganado popularidad– y la sal de mar, reconocida por sus beneficios a la salud gracias a su origen natural.

La sal es esencial en nuestra vida

La sal, también conocida como cloruro sódico, es un elemento que durante millones de años ha sido esencial en la vida humana. Estas partículas en forma de cristales las conocemos como sal —que en muchos casos se extraen de nuestros océanos— son un componente básico en la vida como la conocemos actualmente.

Tal vez la manera más notoria en la que utilizamos la sal es en la preparación de alimentos. Una cucharadita de sal siempre será un paso básico e infaltable a la hora de preparar un guiso. Pero también la sal tiene miles de usos, desde la antigüedad como un poderoso método de conservación, hasta como componente en la industria farmacéutica. 

Entre las distintas clases de sal, se encuentran las que difieren por el proceso de extracción, su procedencia o color; pero tal vez el factor más notable y relevante para muchas personas son los ligeros cambios de sabor que puede aportar cada tipo de sal.

La realidad es que en las tiendas hay sales para cada tipo de persona, lo que marca la diferencia en su uso es la necesidad que se busca satisfacer. Las opciones para ponderar son muchas: 

  • Sal de mina, la sal común de mesa que se extrae de yacimientos subterráneos
  • Sal negra, popular por su sabor similar a los huevos
  • Sal rosada del Himalaya, conocida por su característico color
  • Sal para suavizadores de agua, que ablanda el agua dura
  • Sal para pies o para baños de inmersión, para ayudar a disminuir inflamaciones
  • Sal kosher, sal sin yodo o aditivos 
  • Sal con ajo, condimento adicionado con ajo en polvo
  • Sal de mar, extraída de los mares y la opción más saludable
  • Sal Ahumada, que es tratada con el humo de maderas

Pero entre tantas variedades puede surgir dudas sobre cuál es la mejor. Por ejemplo, si nos referimos a la cocina, algunas de las interrogantes más comunes serían: ¿qué sabor busco? ¿Qué deseo que aporte el platillo? 

banner de bote de sal de mar

Las alternativas saludables

La forma en la que preparamos los alimentos influye en el sabor que disfruta nuestro paladar, pero también en el aporte de nutrientes para nuestro organismo, ¿conoces la diferencia entre usar sal de Himalaya o sal marina en tus platillos?

Actualmente estas dos sales han ganado popularidad como alternativas saludables para sazonar las comidas.

Descubre a continuación sus principales características, para poder ponderar los beneficios que ofrece cada una y así tomar la decisión más informada de cuál es la indicada para tus necesidades.

¿Cuál es la sal del Himalaya?

La sal rosada del Himalaya es una sal de roca que tiene características similares a la sal de mar. Este tipo de sal mineral es extraída como halita de una serie de minas de sal de Khewra, Pakistán, a 300 kilómetros del Himalaya. 

Su característica más evidente es su tonalidad rosada, que se da de manera natural por su contenido de hierro, y por lo cual mucha gente se refiere a esta como sal rosa del Himalaya.

Beneficios de la sal del Himalaya

En los últimos años, ha ganado fama como una de las sales más puras del planeta y se le han atribuido numerosas propiedades “curativas” y de importante beneficio para el cuerpo humano. Sin embargo, hasta el momento no existe evidencia científica que avale estos atributos.

Lo que sí se ha podido afirmar, es que dentro de las propiedades de la sal del Himalaya está su composición que tiene un 98% de cloruro de sodio y pequeñas cantidades de hasta 10 minerales diferentes. 

Sin embargo, desde la perspectiva nutricional, no presenta mayores cualidades como las que se le han atribuido erróneamente.

Y aunque su proceso de extracción permite que conserve varias de sus propiedades puras, la diferencia notable con otros tipos de sal recae básicamente en su color, sabor y consistencia.

sal rosa del Himalaya

¿Cuál es la sal de Mar?

La sal marina, como la que Sal Sol lleva a tu mesa, es extraída directamente por evaporación solar. Este proceso permite que la sal conserve mejor los nutrientes que son esenciales para el organismo. Entre éstos podemos encontrar magnesio, potasio y calcio.

Asimismo, este método de extracción natural no implica el uso de colorantes, por lo que la sal del mar es incolora. Tiene un sabor más fuerte, gracias a esto la cantidad que uses en tus recetas será menor. También, por su método de extracción, la sal marina tiene por naturalidad una consistencia más gruesa en sus granos que la sal de mina.

Si te queda la duda ¿En qué consiste el método de evaporación solar? Pues este proceso es aquel donde la sal se seca de manera natural gracias a la energía del sol.

En esta técnica, para obtener la sal, en las salineras el agua se acumula en salmueras donde la concentración de la sal es mayor. Las salmueras se dividen en compartimientos de poca profundidad para que el sol pueda evaporar el agua y cristalizar la sal del mar. 

Para proceder con la producción, la sal se cosecha con maquinaria especializada y se coloca en montículos que le permita secar en los periodos de tiempo establecidos.

Al finalizar, se traslada la sal del mar a centros de tratamiento donde se le brinda limpieza especializada para eliminar cualquier sobrante de arena u otra sustancia nociva.

¿Por qué muchas personas eligen la sal del mar?

Esta clase de sal es una sal natural que es consumida en mayor medida por las personas que buscan mantener un ritmo de vida más saludable, dado que este elemento que se extrae del mar tiene muchas propiedades benéficas.

Este tipo de sal sin refinar ayuda a mantenerse en un estado óptimo de salud y gracias a los minerales que la conforman, como potasio y calcio, es que aporta varios beneficios:

  • Nos suministra minerales esenciales: Esto ayuda a mejorar nuestro sistema inmune, pues gracias al aporte de minerales podemos evitar la influencia de bacterias.
  • Correcto funcionamiento de los músculos: Gracias a su contenido de potasio, permite que los músculos y nervios funcionen sin contratiempos, evitando que suframos continuamente espasmos o dolores.
  • Contiene magnesio: Mineral importante que ayuda a nuestro cuerpo a desarrollarse, ser resistente a enfermedades cardiovasculares y también favorece la transmisión nerviosa.
  • Mejorar el estado de la piel: Puede exfoliar, abrir los poros, limpiar e incentivar la circulación.
  • Excelente para regular los niveles de azúcar en el cuerpo, por lo cual es importante que sea parte de la dieta diaria.
  • El consumo de la sal extraída del mar también ayuda a mejorar la circulación sanguínea.
  • Favorece la absorción de nutrientes.
sal de mar en diferentes tamaños de grano

Sal de mar, ¿solo para cocinar?

La sal marina sin refinar es un ingrediente que sabemos pertenece a la cocina, pero también se puede usar para mucho más en el hogar. Existen diversos remedios caseros que utilizan la sal que se extrae del mar para mejorar nuestra salud o incluso para optimizar la limpieza de nuestro hogares.

Remedios caseros

Entre los usos que se le puede dar a la sal está su aplicación en el área de la belleza cosmética, para la creación de productos naturales, como la elaboración de exfoliantes, sales de baño o mascarillas.

También se han desarrollado, y pasado de boca en boca, una gran variedad de remedios caseros que pueden sacarnos de un apuro en muchas situaciones que se presentan hoy en día. Por ejemplo, se puede usar la sal de mar para: eliminar la caspa, blanquear los dientes, conservar alimentos, limpiar manchas y mucho más.

Un remedio casero muy conocido es hacer gárgaras con agua y sal de mar para tratar el dolor de garganta y la tos. Igual hacer gárgaras con esta mezcla es una manera natural de tratar las aftas bucales.

Las supersticiones

La relevancia de la sal de mar es tanta que aparte de sus aplicaciones visibles, también existen personas que tienen supersticiones sobre la sal y le atribuyen poderes de protección, la capacidad de alejar fantasmas y hasta como una representación de la pureza.

banner de flor de sal y sal de molinillo

¿En qué son distintas la sal de mar y la sal del Himalaya?

La sal de mar y la sal rosa del Himalaya son ambas sales naturales que comparten similares propiedades benéficas para la salud, y son conocidas por su aplicación en la cocina cuando buscamos mantener hábitos saludables y cuidar nuestra salud.

Tal vez al momento de elegir nos encontremos con la encrucijada de cuál es la ideal para la salud personal y de nuestra familia.

Si estas en duda sobre tu elección, aquí te señalamos lo que diferencia entre estas 2 sales:

El color de la sal

Esta es la diferencia más grande y obvia entre la sal marina y la sal rosada. A primera vista es muy claro que la sal del Himalaya es de un tono rosado pálido, el cual le es característico y la distingue de cualquier otro condimento que se encuentre en la cocina.

Sin embargo, el color rosado no representa una diferencia al momento de agregarla a los alimentos y tampoco cambia su sabor.

La sal de mar no posee un color que la diferencie de otras y se denomina incolora. Esta cualidad le permite ser un elemento muy versátil a la hora de decorar platillos, pues es fácil de teñir y usar como decoración.

La diferencia en textura y presentación

Todos conocemos la presentación más popular de la sal de mar, en pequeñas partículas cristalinas empaquetadas en dispensadores listos para usar en el hogar. 

Mientras tanto, la sal rosa del Himalaya normalmente se comercializa en granos medianos que deben granular al momento. Aunque puede encontrarse en forma  de piedras de sal para cocinar o como lámparas de sal.

Una gran ventaja que tiene la sal marina, como la que maneja Sal Sol, es que tiene diversas presentaciones. Cuando acudas a una tienda a comprar sal, puedes encontrarte con sal marina en granos gruesos, sal parrillera o granos finos.

También existe diversidad en los empaques: por la cantidad de sal que contiene o el material del empaque. Todo esto pensando en la comodidad de los consumidores.

Diferencia con la sal del Himalaya

Métodos de extracción

Estas sales naturales difieren en el método que se utiliza para extraerlas de la naturaleza y cómo se procesan antes de llegar a nuestros hogares.

En el caso de la sal del mar, como su nombre señala, proviene de los mares y se extrae por medio de la evaporación solar. Para la sal rosada del Himalaya, se usa la extracción minera  en yacimientos de sal.

¿De dónde vienen?

Una particularidad de la sal del Himalaya es que solo hay un lugar del que proviene: Pakistán. Para que esta sal natural llegue a nuestras mesas no solo hay todo un proceso de extracción, también de importación.

A diferencia, la sal de mar se puede adquirir con más facilidad, pues viene de los abundantes océanos y varias regiones de México son productoras.

Facilidad de adquisición

Como ya mencionamos, la sal de color rosa del Himalaya solo procede de un lugar y para adquirirla hay todo un proceso de importación, lo cual complica su presencia en los mercados locales. 

La sal rosa no es un condimento que se pueda comprar en la tiendita de la esquina, y de igual forma es un producto con un ticket alto de compra mucho más alto.

No es el caso con la sal de mar, pues al ser producida en México —entre otros lugares—, aumenta su facilidad de adquisición. Existe una variedad de presentaciones y es un producto básico que siempre podrás encontrar en los supermercados y tiendas de abarrotes a un precio accesible.

Aportes a la salud

Un hecho es que existe una gran variedad de mitos sobre el consumo de sal, pero la clave está en elegir con sabiduría y controlar la cantidad de sal que consumimos, pues un riesgo muchas veces está en que nos excedemos de sobremanera.

La sal de mar, por su proceso de extracción natural, conserva un sabor fuerte y con solo una cucharada —o menos— se consigue marinar o salar en el punto perfecto.

¿Qué sal elegir?

Todas las sales tienen su parte positiva, la clave es elegir la sal que se acople al ritmo de vida que deseamos llevar. Como ya hemos mencionado, las opciones de sal son variadas y sus aplicaciones son muy extensas, desde la alimentación hasta la belleza cosmética natural.

Aunque la sal puede provocar retención de líquidos, esto es por las cantidades de sodio que se ingieren al excederse del límite que recomiendan los expertos. Es importante señalar que el sodio es indispensable para el organismo pero son los excesos —como consumir muchos productos procesados y con conservadores—, los que pueden llevar a agravar padecimientos como la hipertensión arterial u otros problemas de salud.

Cabe recordar que, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que un adulto no exceda la cantidad de sodio de 2 g al día, es decir, el consumo de sal al día debería ser 5 g de sal, el equivalente a una cucharadita.

Actualmente, puedes encontrar sal marina de calidad en diversas presentaciones para tus platillos favoritos. Recuerda consumirla en las porciones recomendadas por los profesionales en nutrición para aprovechar al máximo sus beneficios.

La mejor sal es aquella que contiene las mejores propiedades y beneficios para la salud. 

Para cuidar tu  salud y la de tu familia puedes elegir la sal marina, gracias a los oligoelementos que forman parte de su composición, como calcio, potasio, magnesio y yodo. Además, la sal de mar es una sal yodada, por lo que así puedes evitar enfermedades derivadas de la insuficiencia de dicho mineral.

Para mantener un estilo de vida óptimo existen otros hábitos saludables que se pueden adoptar: optar por llevar una dieta balanceada que incluya alimentos saludables, mantenerse alejado de los alimentos procesados y practicar deportes.

Referencias:

Oregon State University. Sodium (Chloride). Micronutrient Information Center.

Diez-y-Martínez-de-la-Cotera E, Benet-Rodríguez M, Morejón-Giraldoni A, García-Núñez R. El consumo de sal ¿Riesgo o necesidad?. Revista Finlay [revista en Internet]. 2011 [citado 2019 Oct 26]; 1(3):[aprox. 7 p.].

Crear Salud. Oviedo, M. (2015) 6 beneficios de la sal marina. La guía de las Vitaminas.

    La historia de la sal: origen e importancia
    La historia de la sal: origen e importancia
    Conocida comúnmente como sal, el cloruro de sodio es una de las sustancias naturales más abundantes en la corteza ter...
    Leer más
    ¿Qué es la sal nitro y para qué sirve?
    ¿Qué es la sal nitro y para qué sirve?
    La sal nitro o sal de nitrato son los nombres que recibe el nitrato de potasio, un componente que se puede encontrar ...
    Leer más
    ¿Qué es la sal para suavizadores de agua y para qué sirve?
    ¿Qué es la sal para suavizadores de agua y para qué sirve?
    Cuando pensamos en sal, la imagen que viene a la mente es un salero con la sal de grano fino que se utiliza para darl...
    Leer más

    Productos Favoritos

    No tienes productos en favoritos.